Convertirse en madre. Etnografía del tiempo de gestación (2010)

Imaz, Elixabete (2010) Convertirse en madre. Etnografía del tiempo de gestación. Serie Feminismos, Madrid, Cátedra, 420 págs.

En el contexto actual, en el que la fecundidad de las mujeres y el futuro de la familia se están planteando como problemas políticos y jurídicos, la maternidad se ha convertido en objeto de debate social. Las reformas legislativas (leyes de parejas de hecho, Ley de Matrimonios Homosexuales, reforma de la Ley de Reproducción Asistida, introducción de quince días de baja por paternidad) de carácter tanto estatal como autonómico que se han producido en muy pocos años y que afectan directamente a la maternidad, a su concepción y a su ejercicio son prueba de que la maternidad está en pleno proceso de transformación.

El libro de Elixabete Imaz recoge experiencias de un tiempo especialmente denso y significativo en la trayectoria vital de muchas mujeres: el período de gestación y nacimiento de su primer hijo o hija, en el que una mujer se convierte en madre y adquiere así una nueva posición social que es permanente. A partir de una aproximación etnográfica que resulta novedosa al abordar este tema, el trabajo se detiene en las diversas dimensiones que componen este período vital, buscando analizar cómo se produce el tránsito a esta nueva posición social, en un momento en el que la maternidad se descubre como un lugar de disputa en la redefinición de las relaciones de género y de lo que son las mujeres.

Después de repasar las contribuciones provenientes tanto de la historiografía como de la crítica feminista, la autora se detiene en el significado que las mujeres dan a los hijos e hijas, en cómo se comienza a percibir una misma como madre, la complejidad de la experiencia corporal que se produce durante este período y en el trastocamiento y la reorganización de la vida cotidiana que impone la maternidad. Por último, el libro se detiene en la progresiva divergencia entre el modelo de maternidad y las expectativas vitales que las mujeres se plantean para sí, lo que en no pocas ocasiones lleva a las madres a situaciones de conflicto y culpabilidad.

El estudio ha tomado como marco etnográfico de investigación las provincias de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra. Las cuatro provincias contempladas se caracterizan por una tasa de natalidad muy baja que perdura desde principios de los años ochenta, una maternidad tardía, dificultades de inserción laboral de las mujeres en edad reproductiva, o el retraso en la emancipación de los jóvenes del hogar familiar. Si bien todas estas características son constantes en la mayor parte de los países europeos del sur durante los últimos años del siglo XX y principios del XXI, lo llamativo de esta zona del País Vasco es, probablemente, la intensidad y persistencia con la que se dan todas estas variables: las provincias vascas del sur mantienen las tasas más extremas en cuanto a la natalidad, la edad media de las mujeres en el primer parto y la media de hijos por mujer.

Además de la participación en grupos de preparación al parto y escuelas de padres, las entrevistas realizadas a mujeres durante el embarazo de su primer hijo o hija han sido la fuente principal y más rica de información de esta investigación. A través de diversas sesiones distribuidas durante y después del embarazo, el objetivo ha sido analizar las circunstancias, reflexiones y vivencias vinculadas con el tránsito a la maternidad, fijándose en las proyecciones que sobre su recién estrenada situación hacen las mujeres. Además, se ha pretendido analizar cómo van gestionando las mujeres su nueva condición social y cómo ven su propia trayectoria vital a partir de la maternidad.

Una percepción común de todas las participantes y una posible conclusión del estudio es que se sienten testigos y protagonistas de un cambio generacional que transformará la maternidad, la forma de gestionarla y las relaciones que a partir de ella se establecen. Es importante señalar la coincidencia que se percibe en que son las mujeres las que están cambiando y, a partir de ellas, la relación con sus parejas, su forma de percibir la familia y el lugar que esta ocupa en sus vidas. El trabajo de campo muestra que las mujeres que van a ser madres hacen referencia a las diferentes opciones que reconocen en su entorno: las valoran, consultan, se informan y piden consejo. En ellas encuentran piezas para la construcción de esas nuevas maternidades que sienten que están elaborando.

Related Entries